“EL TERRAT”, LIVE IN BCN

EL TERRAT

Estuvo muchos años despoblado, a la intemperie, bajo el terrible sol del mediodía en Agosto y las lluvias torrenciales de finales de Septiembre; viento, cagadas de gaviotas, qué sabemos de otras épocas en una casa que tiene más de 100 años y que sobrevivió a las terribles guerras entre Españoles y Catalanes, y viceversa…

¿Qué sabe ella sobre nosotros?, ¿qué susurran sus paredes cuando dormimos?

Ella vivió sola muchos años: sin ascensor, sin llaves del “terrat” y sin ganas de subir unos peldaños más de la cuenta.

No comenzaron a salir al aire libre hasta que las paredes se encogieron, con la llegada del primogénito, que es lo que suele pasar cuando la familia no para de crecer: de los cuatro inquilinos en adelante, los sesenta metros cuadrados que el notario tasó para la escritura de propiedad se volvieron muy relativos; un piso patera de los que anuncian en las noticias que desaloja la policía, pero pagando impuestos al Ayuntamiento.

Con la llegada de la crisis en el 2009 se convirtieron en tribu de ciudad, comenzaron a practicar con el fuego y las brasas para los cortes de carne en las reuniones con los amigos. Una época de sedentarismo mediterráneo, buen clima y playa, las cuatro estaciones del año. Echaron raíces profundas que dieron sus frutos entre un verano y la siguiente primavera, e hicieron un huerto, plantaron tomates, yerbabuena, limones, y trajeron cactus de las montañas, sembraron varias cosechas de marihuana y fueron llegando diferentes tipos de agaves a sus cabezas, para quedarse definitivamente.

NAJ

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑