NOS SOBRAN LOS TEÓRICOS DE LA REVOLUCIÓN

Giré la llave de la ducha y comenzó a caerme la esperanza, como con cuenta gotas, cuando ya ni recordaba la lengua de mi madre, paralizada como vivía, encerrada sin caminar. Eran pocos los sonidos, los “bronquidos”, los que hacía servir para comunicarme con mis perros, pájaros y caracoles. Ellos eran mi única familia, desde… Leer más NOS SOBRAN LOS TEÓRICOS DE LA REVOLUCIÓN