EXCEPCIONALIDAD

Anomalía, fallo técnico, interrupción, cortacircuito.

ALGO se desencajó. Se soltó, voló.

GAS

Alguien anda enamorado y yo persigo a ese ALGO. Pero no sólo eso…Con una linterna en la cabeza, ando sola, rastreando por debajo de las mesas, siempre con nuestros perros.

Olis meamos por el barrio y pisamos otras huellas. Por aquí ya hemos pasado! por la fuente, por el barro, me doy cuenta con ellos, cuando elevamos el hocico por encima de la atmósfera terrestre. Cada vez que giramos y regresamos al mismo lugar, misma esquina, mismo bar, mismo camarero. Pero quizás en un hilo diferente de la misma tela de araña.

Tan sólo unos instantes antes. Las partes, los integrantes, los componentes, se sueltan y flotan con las notas de un saxo sin gravedad.

Separada la madre de los otrxs, resguardada por sus pares de fieles guardianes. La Casualidad es siempre la señal, una de tantas, unas veces más sutil que otras, cuando hace su entrada en el guión.

Esta vez sonando desde bien lejos. Increíble.

Yo estoy al acecho, detrás de otras huellas, oliendo otros rastros. Tapada con un pasamontañas, cual policía rural, camuflada como un arbusto. Con una linterna en la cabeza y mierda de vaca en la cara. El tiempo se detuvo y la materia se desgrana. Nos miramos frente a frente, (es un instante o son años: telas de araña. Se aproxima una tormenta, se aproxima el trueno. Las burbujas de mi vaso vuelan detrás de un murciélago. Girando para volver al mismo lugar, como un reloj, como una órbita. Aha. Y es así como aprendemos. Fijándonos frente a frente, desde la misma frente.

Giramos alrededor de ALGO. Y yo persigo ese ALGO. Siendo Tierra, siendo Agua, siendo Burbuja, siendo Vaca. Y en nuestro recorrido ESTA maldita Casualidad.

HOLA, QUIERES PASAR, ENTRA. Te haremos un hueco en la casa.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑