REGRESAR,

REGRESAR a un lugar donde nunca he estado.

Es domingo, de “esos días antes de nosotros”, solitarios, resacosos, aburridos.

Sin lectura, pero…con buena música cuando nuestra colección de vinilos

ahora en spotify”. Y antes, cuando no nos conocíamos pero vivíamos en la misma ciudad

como tantos otros sin saberlo, desde fronteras por mar y tierra.

Es domingo y estamos juntxs, somos todxs, AHORA son días libres para disfrutar de

NOSOTRXS, en un contexto nuevo

todavía sin reposo.

dsc05922

No solo me refiero al camino, a los transportes, a las distancias y al aprendizaje desde los

brazos maternos, ni a los aposentos en las diferentes paradas…tampoco a través de los

pasos de este blog, desde que comenzamos el mejor de los viajes.

Abandonamos nuestros perfiles anteriores, individuales, y nos desprendimos de todas

nuestras posesiones, en cierto sentido, monjes, seguimos viviendo de las limosnas de

nuestros legos.

Aquí y allí.

A la fuerza hemos ido creciendo y nos hemos cargado de razones y hemos ido perdiendo

peso, caminando. Noches de “botitas con tierra bajo la luna” nos han juntado bajo los

árboles a cocinar para nuestros amigos, fantasmas y ancestros,

aquí y allí: seguimos trepando fuertes.

El nostre lloc, aquel lugar físico que invoco cuando cambiamos de casa para tranquilizar a

Lucas y a la Negra, con mantas y cojines, no ha parado de moverse alrededor de nosotrxs.

Que a su vez no paramos de movernos alrededor de las corrientes de aire, sobre el mar y las

montañas, como las hojas o las mariposas del Otoño. Migrantes de un lugar al otro por la

ciudad, outsiders del sistema, nómadas, ahorita en otra pausa.

Sería mejor aprovechar el sol después de tantos días de lluvia para secar la ropa, de suma

urgencia, lavar y secar nuestros cuerpos, tareas y rutinas en stand by,

diumenges.

Regreso delante de una puerta de madera, me siento en los últimos escalones que suben al

“terrat de las palomas” y respiro hondo cuando descubro las torres, dejo las bolsas de la

compra en el suelo, jadeo y muy probablemente, me enciendo un cigarro.

Me decido,

mejor HOY duermo.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑