NOT POSSIBLE

Una de las 7 leyes del universo, entiendo…

¿O cuántas son esas?

No era posible entrar sin salir. Ni salir sin entrar. Era completamente imposible no sufrir con las fronteras porque el dolor nos permitía darnos cuenta.

Presentir.

Entonces fue así; Primero fue el dolor por la pérdida. Posterior a dicha pérdida.

El dolor.

Y entonces, la frontera.

Aquí estábamos, recorriendo el tránsito. Lo que fuimos quedó atrás. Lejos.

De nada serviría lamentarnos otra vez. Esta vez. De nada serviría mirar hacia atrás. De nada.

Entrábamos en un paisaje fronterizo y nos dábamos cuenta.

24 horas…por lo menos.

Al meu cor

Toda vez que celebrado el cumpleaños de la vieja y una vez impresa, finalmente, la foto de la familia completa: vamos a colgarla en la pared! Estoy esperando al atardecer para estar juntos. Y si podemos, subiremos a la montaña para ver la cordillera, y si las nubes nos lo permiten, buscaremos la forma de la luna.

Esta noche volveremos a ser jóvenes…Puedo hacerte un hombre! Escucho.

Cuando estemos de nuevo juntos, en tu última casa. La familia Billy Jones, alrededor del “Bill manchitas 08”, el primogénito. Ahora que arreglamos el sofá y podemos tumbarnos todos sin caernos, como siempre.

Luck está viejo y cansado, me decías tan sólo anoche. ¿Cómo le ves?

Dejó de comer. No volteó a por el kiko que le puse en la nariz, primera señal! Ya me lo había imaginado, era mi punto de inflexión, y como hice con mi padre: traté con todas mis fuerzas de darle arroz. Sin éxito. Lo que come lo devuelve, y cuanto bebe también. Y se nos cae, le dan espasmos. Se mea, se caga… Ya!.

Luck lo llena todo. Desde su mirada, todos nosotros creciendo. Como en el cuadro del pasillo…una presencia constante que nos acompaña por más de una década, de ansiedad, de hambre, y de amor incondicional.

Luck hoy cierra los ojos, pero también se sigue levantando para vomitar, para beber, y para mirarme. Cierra los ojos y suspira. Su mirada nos persigue, por la casa, a veces en blanco, cansado… el negro se desvanece.

Se pregunta, me pregunta, debajo de una mantita. Hace frío. No se puede mover, pasa su día medio dormido. Así está bien. Luck siempre conmigo…

Ahora sí, cualquier tiempo que nos de la vida para despedirnos: agradecida!!!.

No todo está perdido, mañana se puede levantar!. Con este mantra me fui a dormir la noche pasada. Tengo los ojos ensangrentados, te lo juro. Está todo perdido. Aprovecha el día para darle muchos mimos, en tan sólo 24 horas…o menos…

El gris entra por las ventanas, ¿cómo se gestionan las últimas horas sin sangrar?.

Descansa, mi amor. Cada vez que me muevo, alzas tu cabeza y me miras.

Todavía nos miramos.

IGUALDAD

8M

HOY está siendo un día jodido porque en este #8M día de la mujer trabajadora no  celebramos, sino que conmemoramos otros muchos días jodidos. No es sólo 1 sino que son infinitos, todos los días de todos los años pero a veces se nos olvida. Precisamente hoy que estoy enferma y no puedo marchar en la manifestación, ni con mi hermana y sobrina, ni con mi madre, ni con mis queridas amigas, ni cuñadas, ni vecinas, ni primas, ni hortelanas, ni contigo, Ross.

Hoy es distinto, claro. Porque HOY estamos juntas, a pesar de las distancias. Unidas.

Exigimos IGUALDAD.

Me había tomado un diazepan para dormir del tirón porque como os digo, estoy postrada en la cama con un portátil, como Frida cuando pintaba pero sin pintar, menuda comparación, pero pensé en ella. Supuse que también ella como yo estamos cabreadas porque no podemos con los dolores musculares sino es gracias a las drogas, y aún con todo, no son suficientes para poder salir a la calle a encontrarme con todas vosotras. Y Gritar. Pero como Frida pintaba, a pesar de los pesares, ella fue mi inspiración para que HOY me quiera entretener un poco, mientras todo sucede en las barricadas- prefiero mil veces las barricadas- a escribir este post, que trata de matar a mi yo jodido, solitario.

Por lo tanto no fui al trabajo (sola yo) y lo único que pude alegar fue estar en HUELGA, para luego discutir con mi madre porque “no te puedes poner en huelga” cuando están por renovarme por tercera vez el contrato temporal que me une-de esa manera-a mi empresa y he postulado para un puesto fijo.”Tenías que haber dicho que estabas enferma; te descuentan menos y quizás, no tomen tantas represalias”… Sin embargo, ella sabe que la última vez que me salió un herpes del estrés en el nervio ciático, me echaron en cuanto volví de la baja de una semana…Por cierto, ¿una paradoja? Mi madre es una de las mujeres feministas, hija y heredera de mi abuela, roja y feminista, que irá hoy a la manifestación.

Sólo te puedes poner en huelga si eres fija; por lo visto, según mi madre. Eso lo saben todas; yo es que voy a mi bola. Los servicios mínimos del Hospital se cubren con las temporeras.

Guau

Si, en pleno siglo XXI, en esta Europa Occidental de PRIVILEGIOS. Mis cosas no suceden como yo las imagino; o algunas sí y otras no. Desde que escuché la cacerolada, a pesar del diazepan, en la madrugada, pasando por delante las puertas de nuestros barrios madrileños, como los gallos al despertar…Llevo todo el día sin salir de casa, cuchicheando por el facebook imágenes de carteles de las múltiples concentraciones, leyendo diagnósticos y bobadas de tíos, pero especialmente he llorado con un vídeo en uno de mis pueblos amados, donde las mujeres son un matriarcado, y he escuchado los programas de la radio de RAC1.

Como no tengo ganas de estar sentada mucho más tiempo, y no tengo los medios de Frida para colgar el portátil del techo y escribir con los pies, he decidido postergar PRIVILEGIOS, que va tomando su forma en la nueva agenda 2018, NOTEBOOK,y son quienes me rondan desde hace meses las neuronas por el balcón, aplazar, como digo, ese nuevo post, embarazada (no se me asusten, metafóricamente), para simplemente asomarme HOY a este blog sin tapujos, sin previos, un poquito breve…tan sólo para abrir mi corazón a la lucha de mis mujeres queridas, saludaros desde la distancia, porque sé en dónde encontraros.

Hermanas, me salió un hijo facebook-sin complejos.