BENDICIONES

25591207844_4ff1f4b177_o

Un mes después de la enfermedad, del nuevo año y de mis bendiciones: Qué lejos quedan! desde lo escrito en una pequeña libreta, roja con copos de nieve, allá por febrero, a lo re-escrito “in situ”de pie, con muchas ganas de encontrarme y escuchar todo lo que pensamos.

Andrés. Con Yaan hambriento, mi varón, cito, exigiendo comida…Allí no me encuentro. Como hacen las vacas que lo expulsan una vez que estuvo dentro, es un poco así esta manera de contaros todo lo que me pasa, en este blog, amarrada a mis propias letras para seguir cuerda.

  • ¡Démosle chance a cada oportunidad!, era el  mantra.

DémosleS chanceS!, escucho el eco de mi voz en el pasado. Y leo boquiabierta lo descrito en una pequeña libreta, roja con copos de nieve, allá por marzo. Otros mantras:

  • Mejor tu tiempo que el mío, ahora que cambió el Gobierno. Ahora que sólo tú mandas, pero todavía nada cambia…

¿O es así como todo cambiará? Sin que lo parezca, sutil…O de la noche a la mañana, inesperadamente, todo se irá a la mierda. Y viceversa, de la nada, una mano tendida en el fango, para el abrazo.

Volvamos a empezar de cero o al punto de partida, pero esta vez no quiero caminar delante, porque caminaríamos muy deprisa, demasiado para la infancia.Y de un lado para otro, sin un rumbo fijo:

Desandemos,

  • NO es

¿Desde dónde?,

mi amor.

¿Desde cuándo escuchando estas letras?,

  • Es

¿Hacia dónde?

¿Hacia el mismo lugar de siempre?… No querría caminar delante y no querría cambiar más, las cosas de lugar.

Querría poco a poco construir una pieza sobre la otra, una palabra detrás de la otra, exactamente la que toca, entre todxs.

Querría no mandarlo todo a la puta mierda.

Querría aparcar nuestras mochilas en percheros, de nómadas a sedentarios, suspenderme por las paredes y desenvolver por fin nuestras viejas imágenes fracturadas por el vaivén del barco de ida y vuelta, rumbo a un buen puerto, dejándolas así como están. Que nos muestren su cicatriz y nuestra dureza

Querría que me dejaran en paz. Porque ahora son fotografías de la resistencia, ahora que toca seguir sufriendo. Querría no tener miedo.

No son perfectas, pero son.

  • Volvamos a asumir el reto, y a la vez el fracaso. Y no recuperemos los mismos vicios.

Aiaiai un pequeño descanso.

No te encuentro.

PLACERES DE UNA VIDA TRANQUILA

LA SIESTA
LAS HORAS DE LA SIESTA

Un día cualquiera-4

Las horas de la siesta, mis recuerdos lejos, tu sueño y la lectura.

Cierro las ventanas y corro las cortinas, y así nos protejo de la luz, del calor sofocante, de la humedad de las lluvias, del ruido de las máquinas, del trajín transitar casa-esquina-taller de la familia y de los empleados de la imprenta, del ladrido de los perros, doy la bienvenida al dormitorio de la abuela, a La Negra y al Tóner que se suben a la cama con nosotros, Lucas se queda afuera.

Nos aíslo en un espacio-tiempo de paz, calma y descanso, generalmente antes de la comida porque el Yaan bebé llega cansado de la guardería. Enciendo el ventilador en su primera posición oscilante, y el clima a veinticuatro grados; así nos vamos recuperando del caminar desde la escuela cruzando de sombra en sombra, a las dos de la tarde, poco a poco, mientras nos desvestimos y la habitación se enfría. ¿Hasta cuándo este infierno?

Recobramos el control de nuestros cuerpos y dejamos de sudar, nos descalzamos: mis pies hinchados me dejan ver las huellas de las chanclas y tu olor cerrado a calcetines y zapatillas de deportes es liberado ante nuestras narices, entre nuestros olfatos. El aire frío consigue espantar los moscos de nuestras cabezas y tobillos, respiramos hondo con entera satisfacción: Recién llegados al paraíso!

Cuatro somos, pues, los que vamos a compartir el lecho; cada cual ya sabe su posición arriba y abajo, dentro y fuera, a estas jodidas horas, en la Casa Morada. Territorio planta baja pertenece a las manchas color café, por acuerdo después de la Segunda Pelea por la dominación del Territorio. Las cortinas ondean por la falsa brisa de la máquina con aspas: a dos calles de la playa no se mueve ni un pelo. Me unto harina entre mis pliegues, sobre todo entre mis mamas crecidas. Tu pito está rozado, casi permanentemente, como tu culo que parece el de un mandril, plagados como estamos de granitos y heridas varias, nos embadurnamos; no sin antes poner una toalla para custodiar las sábanas de la cama de tu yaya, que están llenas de pelos de perros, a pesar del protector, pues como tú, ellos tampoco me hacen ni caso, y se tumban-estiran donde quieren.

Te explico lo de hacer pis en el orinal, te meas de la risa encima de mí, y no paras de saltar por encima de los cuerpos de tus hermanos, molestando el comienzo de su siesta, ellos ya cierran los ojos…Para poder dormir hay que cerrar los ojos, ¿recuerdas?…Pero tú estás tirándolo todo a tu alrededor, festejando este pequeño invierno veracruzano: abalorios, conchitas, monedas; abres y cierras el closet, y sacas la ropa y la esparces, y la estiras y la arrugas, corres alrededor de la cama para que te persiga, hasta agotarme. Entonces respiras hondo, me señalas tus pies, encoges el labio inferior, me coges de las manos y me las guías para hacerte caricias por tu tripa, por tus genitales, nos acariciamos las uñas, las plantas, los codos, nos besamos las palmas y cruzamos nuestros dedos hasta quedarte exhausto. Al fin, caído, te repaso el flequillo desigual y te tapo el culo con la toalla, para dejarlo respirar por unas horas.

Comienzo entonces con un párrafo olvidado en alguno de los libros de la mesilla de noche.

Son los que leo mientras tus sueños, y mis recuerdos a lo lejos.

¡CUANTAS ATADURAS PARA DESPEGAR!

EL CONGOST

31 DE OCTUBRE DE 2014

AGENDA. DIARIO. EN LAS PUERTAS DE EMBARQUE,

en un momento muy delicado y duro, con dificultades que vamos sorteando con los días

mientras se acercan las FECHAS IMPORTANTES.

Y no lo digo sólo por el referéndum consulta proceso participativo de Catalunya.

9 DE NOVIEMBRE, NOU 9N, VISCA. YO VOTARE sisi,

Sino porque…Glup.

Dejo mi curro, mi asentamiento por muchas horas al día,

el viernes 7 de noviembre, fecha aniversario a futuro,

como el 10 de noviembre, nacimiento, o como el 15 de noviembre, boda.

Festejamos #la despedida,

o #la nodespedida porque nos da mucho palo un acto así con los amigos,

el 8 de Noviembre, todo el que quiera está invitado,

aunque tampoco será la primera vez, de entre esas otras veces en las que recuerdo,

he recordado la canción, #porque siempre hay un regreso…de Calamaro.

El temazo o single es que vuelve  a no haber fechas.

Alguien que una vez llegó a BCN, sin tener claro cuánto tiempo se quedaría,

cuando le preguntaban, por cuánto tiempo te quedarás,

pues ahora saben todos, fueron 14 años…aproximadamente.

Glup.

Estamos de ruptura, dentro de esta sociedad, dentro del conjunto,

conviviendo con las tensiones y escletxes, rodeados de corruptos.

En un Estado que apesta.

Con la llegada del Otoño,

se mueven en manada para dejar el asentamiento de Eixample,

cambian la piel para el nomadismo.

Fuimos sedentarios en la ciudad que nos encontró

però, como dicen los catalanes…

nuestras almas nómadas, le exigen este proceso que vivimos a nuestros cuerpos,

que nos mueven por los caminos.

Uno de ellos a cuestas de los otros, con menos de 10 kilos.

Raíces, palets por armar y embarcar, mercancía por inventariar,

muebles por desmontar, cocina por limpiar, lámparas por arreglar,

pañales por cambiar, niño por bañar,

¡Mucho!.

El Administrador de fincas por solucionar, la compañía de internet por restablecer,

las fotos de la agencia por disparar, los inquilinos por encontrar…

¡Y la Independencia de Catalunya en juego! ¡Por ganar!

Intenso, però…

mejorará en 1 semana, pienso, cuando estemos juntos en la puerta de embarque,

cuando nos miremos a los ojos:

una familia encaminándose a un nuevo puerto,

muy lejos del Mediterraneo.

acerca de LA ARRIBADA