BENDICIONES

25591207844_4ff1f4b177_o

Un mes después de la enfermedad, del nuevo año y de mis bendiciones: Qué lejos quedan! desde lo escrito en una pequeña libreta, roja con copos de nieve, allá por febrero, a lo re-escrito “in situ”de pie, con muchas ganas de encontrarme y escuchar todo lo que pensamos.

Andrés. Con Yaan hambriento, mi varón, cito, exigiendo comida…Allí no me encuentro. Como hacen las vacas que lo expulsan una vez que estuvo dentro, es un poco así esta manera de contaros todo lo que me pasa, en este blog, amarrada a mis propias letras para seguir cuerda.

  • ¡Démosle chance a cada oportunidad!, era el  mantra.

DémosleS chanceS!, escucho el eco de mi voz en el pasado. Y leo boquiabierta lo descrito en una pequeña libreta, roja con copos de nieve, allá por marzo. Otros mantras:

  • Mejor tu tiempo que el mío, ahora que cambió el Gobierno. Ahora que sólo tú mandas, pero todavía nada cambia…

¿O es así como todo cambiará? Sin que lo parezca, sutil…O de la noche a la mañana, inesperadamente, todo se irá a la mierda. Y viceversa, de la nada, una mano tendida en el fango, para el abrazo.

Volvamos a empezar de cero o al punto de partida, pero esta vez no quiero caminar delante, porque caminaríamos muy deprisa, demasiado para la infancia.Y de un lado para otro, sin un rumbo fijo:

Desandemos,

  • NO es

¿Desde dónde?,

mi amor.

¿Desde cuándo escuchando estas letras?,

  • Es

¿Hacia dónde?

¿Hacia el mismo lugar de siempre?… No querría caminar delante y no querría cambiar más, las cosas de lugar.

Querría poco a poco construir una pieza sobre la otra, una palabra detrás de la otra, exactamente la que toca, entre todxs.

Querría no mandarlo todo a la puta mierda.

Querría aparcar nuestras mochilas en percheros, de nómadas a sedentarios, suspenderme por las paredes y desenvolver por fin nuestras viejas imágenes fracturadas por el vaivén del barco de ida y vuelta, rumbo a un buen puerto, dejándolas así como están. Que nos muestren su cicatriz y nuestra dureza

Querría que me dejaran en paz. Porque ahora son fotografías de la resistencia, ahora que toca seguir sufriendo. Querría no tener miedo.

No son perfectas, pero son.

  • Volvamos a asumir el reto, y a la vez el fracaso. Y no recuperemos los mismos vicios.

Aiaiai un pequeño descanso.

No te encuentro.

a medianoche

dsc08869

Ahora que nos llega tu muerte

ahora que llueve y el sol se aleja

ahora que el frío se nos cuela por las rendijas de la casa

pienso en aquello que me reclamó un día mi madre:

sobre que no escribo sobre nosotros;

(Una poesía: “Huellas” se llama, y unas cuantas palabras acerca de un sueño, entre bolsas de basura y ropa en un amanecer al otro lado del Océano, eso creo). Bueno, no parecen suficiente…

Ahora que ya sabíamos cómo terminaría, aunque no cuándo

sólo falta vivirlo, sólo nos queda eso

canto con aquella voz desgarrada por la lluvia que llora

“y la dejaste volar” mientras me desplomo cada instante,

cada día desde hace cuatro. Te miro a todas horas.

Ahora me resigno y empapo servilletas, billetes de metro y anotaciones en el cel

y en la agenda…pienso, tal vez en un futuro más tranquilo, más cómodo, reposado,

pueda, sin el dolor agudo de despedirte. Sin tanto pesar.

(Será un proyecto que describa nuestro amor incondicional…Y la enfermedad que nos aisló de ti, y nos distanció, quien nos fracturó y cómo nos rompimos en piezas.Desde cada carácter, rodeado, como estás, de mujeres guerreras, de cada una de nuestras discusiones y roces).

Puede que éste sea mi regalo, mi legado, y que te llegue muy tarde,

a medianoche.

Hace poco celebramos tus 70, y como si hubiéramos celebrado la última de las cenas.

Puede que necesite desahogarme y que sólo en momentos horrorosos me nazca la

escritura. Lo siento. Pude escribir sobre cuán felices fuimos, si recordara cómo fuimos.

O si me hubiera detenido unos cuantos siglos en mi propio camino, en mi aventura.

Me equivoqué al pensar que teníamos tiempo, como tú, aposté y perdí.

Sólo tuvimos aquella infancia feliz que espero recuperar cuando te hayas ido lejos…

Junto a nosotros se queda Annia, para recordarnos: con cada muerte un renacer.

He aquí un nuevo proyecto,

a lo lejos.

 

ts’u’

take it easy

… Y en mitad de la jauría

rodeadxs de todxs ellxs

en la selva, por ende

respiraciones, gritos, pedos

ella y su YO se perdieron.

Unas vacaciones en silencio, las de “Clint- Clint”

(las refirieron como el GRAN actor-director de Hollywood)

en la otra habitación,

…y en mitad del largo peregrinar de casa en casa

del viaje interior dentro de una jaula con grillos

las diferentes manadas de apellidos, observando

rodeadxs del descubrimiento de la construcción

ella y su YO se quedaron sin luz

se apagó el ventilador

a tientas, “a solas”, a posta

y las sartenes vomitaban fuego!

y las cartas flotaban por los ríos del salon

se olieron, se acariciaron, se lamieron

Y eruptaron

ella y su YO aquí estoy!

FAMILIA,

CAMINOS (10).JPG

láak’tsilil,

Sí puede ser que se esté formando un núcleo o WÍNKILIL.

Nuestras vísceras o maneras pensantes, coincidencias dentro del armazón o cuerpo, en los mismos espacios, dentro de las conversas, alrededor de la mesa del café, de los platos sucios, por familias o por separado, giramos adultos y niños en una danza mágica donde el Gandhi! entorno a la máquina de coser, como vampiros a la mesa de visita en visita, cambiamos las cosas de lugar para dormir y barremos las energías gracias a Lucas y a La Negra, varias veces en un día, entorno a los fogones, fabricamos “miel como las abejas” para endulzar el café y derretimos el queso para las quesadillas.

… acerca de LA ARRIBADA, después LA ESPERA y los PLACERES DE UNA VIDA TRANQUILA, …seguimos esperando: LAS LUNAS DE ANNIA, hasta que nos encontramos para conocernos y ESTO ES NOVIEMBRE EN CANCÚN

69 + (2) fotografías sin filtros de una primera arribada a la NAJ del fraccionamiento Las Palmas: acerca de La Familia

AGUA

Agua de lluvia o charco mojado.
Agua de lluvia o charco mojado, en el Mercado de Coyoacán en D.F.

El ser es una lavadora dependiente de AGUA. Cada cierto tiempo, cada ciclo, revuelve nuestro interior, nos recicla y evapora. Expulsamos las toxinas.

CICLO DE AGUA ES CICLO DE VIDA

Las rocas que pisamos se desprenden a nuestro paso, y se apilan por doquier, están duras, son materia comprimida, impermeable. Están muertas. Pronto nos convertiremos en roca y nos secaremos sin AGUA. Por este desierto caminamos,transportamos garrafas corporales y cuencos embotellados, en busca del origen de un río cualquiera donde seguro que encontraremos una ciudad. Porque las civilizaciones necesitamos AGUA. Ríos del deshielo de las montañas, hilos escondidos.

La primavera es la fiesta de la vida, también en esta región.

Estoy en una ducha estrecha y cerrada salvo por un cuadro diminuto en la parte superior de la puerta. Hay poco espacio para mi, y clavos por todas partes donde colgar mi ropa interior. Un taburete y un cubo. Y por fin!!! Me siento y disfruto, el AGUA recorre mi pelo, mi cabeza, mi cuerpo entero se precipita en mis tobillos y cascadas hacia mis pies, gotas que refrescan mis zapatillas, saltan y saltan. Salpican.

Me recreo en la humedad de mi piel y en mi suerte.

En las cosas sencillas que en el desierto de Marruecos quedan tan lejos…