COME BACK, please.

La primera vez que se marchó de nuestro lado fue por pocos días, ni siquiera nos despedimos tanto, más allá de un¨Cuídate¨. ¡Nos veremos muy pronto! Unas palmaditas en la espalda y tres besos, uno por mejilla. ¨En corto iremos a por ella, al otro lado de la Cordillera¨. Nos estará esperando sucia, destartalada, silbando, satisfecha, muy cansada. Bostezará…