PERRAS

XCH ´UUPUL PEEK Cuando entró en aquel ascensor, un suspiro ajeno iluminó un semáforo. Ya había estado en aquel lugar, antes…¿deja vu? Otro ciclo de su lavadora. Agachó sus orejas, se miró sus botas limpias, encendió su ordenador. No quedaba ya ni rastro del barro del camino, ni de huellas en un par de suelas…