PORQUE HOY ES SÁBADO,
3806
post-template-default,single,single-post,postid-3806,single-format-standard,bridge-core-3.0.1,qodef-qi--no-touch,qi-addons-for-elementor-1.5.1,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-28.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,elementor-beta,wpb-js-composer js-comp-ver-6.7.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-4674

PORQUE HOY ES SÁBADO,

PORQUE HOY ES SÁBADO,

PORQUE HOY ES SABADO

 

Porque hoje é sábado…

 

Yo era un gran surfero, surfeando por el mar.

Pero después una ola gigante se abalanzó y me llevó hasta la orilla del mar.

Me levanté, me tiré al agua, esta vez a buscar tesoros.

Después de coger todos los tesoros que había,

no encontré el camino para volver a casa.

¿No encontraste?

El camino para volver…

Le pregunté a todos los animales del mar, pero no me supieron decir cuál era

la salida.

 

No habían parado de moverse y,sin embargo, estaban encerradas.

Atrapadas por cuerdas terribles, ancladas a la madera de la tierra.

Como si el carcelero tuviera sus propios límites, expectativas, sus propias

formas y aristas. Y ellas hubieran sido devoradas por aquella mierda.

Y, sin poder hacer nada, quisieran escapar.

 

En cada una de las generaciones pasadas, una vez y otra, en cada repetición,

en cada brote verde, en cada rama, en cada sendero… Germinaba!, como por arte de

magia: el marinero.

El humano amante de la mar.

Tu abuela, tu bisabuela, tu tatarabuela, tu madre.

Todas murieron en la mar.

1 Comment
  • Pingback:a SLAVE – elmejorviajedelmundo
    Posted at 11:48h, 28 julio Responder

    […] Porque hoy es sábado, día especial en el cosmos. El sol había llegado tras una noche larga, y un verano frío. “Red moon night” o “lluna vermella”. Tras el velo de cenizas, tras la sombra, la luz. Lo predijeron muchos de nuestros antepasados. Sobrevivimos y lo celebramos. Y la madre y sus hijos siguen saludando al sol, entre risas. Los esclavos forman parte del pasado. Ya no hay personas que posean personas. Murieron en las guerras y sus fortunas se hundieron en el fondo del mar. Ni tráfico de personas, ni prisioneros a oscuras, ni cadenas a muros… Ni domingos. […]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: