ALEGRIA

ALEGRIA.png

BIENVENIDOS CARACOLES!: TITIM, TOTETANES Y EL TERCERO.

DIA 1, lugar: Entrevista de trabajo, personal, después de dinámica de grupo y antes de aburrido curso de formación no remunerado. La entrevistadora es mujer y éste es su modo: “Ahora descríbeme brevemente algunos de tus peores defectos, claro está: Confesables”. Y de pronto se relame sin venir a cuento: “Máximo cinco”. Y a continuación, punto y seguido, antes de conceder la palabra al entrevistado: (que está bastante bueno, el detalle)… : “Hazlo como si estuvieras refiriéndote a otra persona, como si estuvieran fuera de ti”. En fin, acostumbrado como estaba a los ejercicios de gym de los responsables de RRHH.

DIA 1. 10:15 DE UNA MAÑANA EN SUANZES.

– “El hombre inteligente”, que es como a partir de ahora voy a referirme cuando me nombre a mi mismo, tiende a ser algo-muy crítico. Hombres y mujeres también lo son, claro. Utilizaré la x para referirnos a la persona humana, general sin género. Algo, muy…no sé qué criterio utilizar para cuantificar el tamaño del atributo, y en este punto lo querría consensuar con la entrevistadora. Preguntar, por si ella tuviera una regla.

– Y sincero también, lo cual a veces es un problema.

La entrevistadora apunta en una libreta para después, mirarle desde la cima. Mechones rubios en cascada. Por cierto, este cuento es así de vulgar y corriente, así como los perfiles psicológicos de los dibujos de encima de la mesa del contexto.

– Pese a ser algo-muy desconfiado, es también algo-muy ingenuo y se deja embaucar sin tanto pedo, o digamos, con mucha facilidad por una belleza rubia o morena, según se mire.

La entrevistadora suelta la libreta suavemente y vuelve a lamerse. El entrevistado obsesionado por el lenguaje no verbal de la entrevistadora.

– : “Algo”, entre 0 y 8. “Muy”, entre 8 y 10.  Así son los tamaños que manejo, quiero decir, manejamos…nosotrxs- la compañía. Te voy a poner un vídeo para que me apuntes (tatúes) las palabras que coincidan con tus expectativas.

-Este tipo de escenarios no han cambiado, en digamos: 40 años, seguimos impasibles ante las medidas.

– “LAS RUBIAS, OBVIAMENTE”, contesta “el hombre inteligente”. Tarde.

Porque los recursos humanos, como si eso fuera posible, siguen como lacayos absolutos las órdenes de la Dirección General: ¿dónde está la separación de poderes?, y ¿qué expectativas, las mías?. El entrevistado no sólo se plantea éstas y otras preguntas retóricas: “¿Acaso están vulnerando algún código deontológico, existen códigos éticos coorporativos transnacionales que puedan usar de guía toda esta gente?”, en silencio. Preguntas y respuestas. Ni tan siquiera en voz bajita; sino que mantiene una agradable conversación con la entrevistadora, que parece divertida, alegre.

Como la flor: La ALEGRIA, así se ha de llamar ella.

A sabiendas de que corre el riesgo de no superar la prueba de la entrevista personal, de no conseguir el tan poco deseado puesto de trabajo, mal horario, mal remunerado, lejos de todo lo que está al alcance de la mano, y de no llegar a fin de mes…

Tampoco llegará a asistir al aburrido curso de formación no remunerado.

Esto último sí se lo calla, por fin!. La entrevistadora mira de reojo su reloj de pulsera y de paso recupera la libreta del suelo, para terminar ásperamente.

: Estamos buscando un perfil como el tuyo. Ya te llamaremos. Y luego, no le llaman.

Imagina que los días 2, 3, 4, 5…etc son apenas variaciones de lo mismo, sin género. Son sólo números que recorren los calendarios de pared, sobremesa, agendas, diarios. X días que forman X semanas, que engordan meses y meses de: una y otra vez, idénticas preguntas que obtienen idénticas respuestas, en idénticos patrones de comportamiento, como seducción sin hormonas. Y que en una tarde de aquellas:

– Eres justo lo que necesita mi cliente!,

GUAUUUUUU

Y al día siguiente logra un asiento en las primeras filas en el famoso curso de formación, y se ahorra los adjetivos y comentarios, y así comienza a trabajar y piensa que su suerte ha cambiado. Los caracoles le visitan cada mañana y día a día son más, pegados a las persianas: TiTiM ToTeTaNeS…, números de todos los colores. Hermafroditas. Y el tercero!

Ahorita le encontraba sentido a la vida y a su existencia: creía en sí mismo, sin cambiar ni una letra: había llegado su momento, lo había sabido esperar, se había hecho más fuerte, y lo más importante: le querían…No por inteligente, y No por guapo, sino por quién era de verdad, y lo que había logrado, siempre fiel a sí mismo. Supo rehacerse, ser constante y coherente a la vez, malabarismos. Puso en práctica todas las cualidades positivas, habilidades que tantas veces explicó que le definían: trabajó en equipo, fue líder.

Pero duró poco.

Imagina que dos semanas después: le despiden, y que los días 5, 6, 7 y 8…son variaciones de despidos.

Ante el entrevistado, todavía hoy surgen múltiples dudas, que persiguen sus pasos por los rumbos del camino. Detrás, no delante. Obviamente se cuestiona, se critica, se acusa, y luego voltea el dedo índice para apuntar al sistema y dispara palabras obscenas que captura y encierra entre las paredes del cuarto de baño, por la seguridad de los pendejos como él.

Cada vez que se encierra en casa, como los caracoles, cada vez que se vuelve sedentario, como los demás, observa a sus vecinos enganchados frente a las pantallas, dentro y fuera de los trenes, incluso caminando por las aceras o pedaleando encima de bicicletas, también por las aceras. La locura!, la tecnología!, la ciudad!,

el progreso?, pocos ríen a carcajadas.

LA ALEGRÍA,

Si existen varios caminos para llegar arriba y algunos muertos, algunos-varios-muchos momentos para poderla alcanzar, pero una vez que pasa un tren hay que esperar al siguiente,

entre tanto: CASCADAS DE RIZOS rubios o morenos, según se mire,

DESDE LA CIMA.

6 Respuestas a “ALEGRIA

  1. hola, no es fácil leerte si no estás habituado..pero escribes bien, tu buscando trabajo yo en burkina faso solo en un despacho un sábado por la mañana. espero verte pronto

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s