Placeres de una vida tranquila

pl

Un sábado cualquiera

2. Un bañito en el pilón

Agarrar una silla de plástico y arrastrarla por el patio de la casa morada

Desde la sombra que da un zapote, donde cenamos algunas noches

Hasta el pilón donde se friega la ropa a diario.

Trepar desnudo y girar una de las tres llaves

Llenar una cubeta naranja de agua corriente

Templada, por los más de 30 grados de temperatura diarios.

Desde principios de Abril, cielo despoblado, azul desértico.

Buscar un avión que suena a lo lejos

Señalar hacia arriba.

CIELO DESPEJADO

Mojar los enredos de la noche entre una colada blanca

Beber tragos a sorbitos de agua prohibida

Sin que ella me vea, de una jabonera con el más rancio.

Limpiarme a dos manos las nalgas de caca seca

Malgastar vaso a vaso por el desagüe

Mojar a Rocío y lanzarlo afuera

Esperar a que ella se enfade

Y entonces, ensayar una mueca de sonrisa con dientes.

Abrir el tapón de una lejía y oler del revés hacia dentro

Con mi nariz de aprendiz.

Ups, se acabó:

Secarme con una toalla limpia, antes de desayunar

Cuando el sol todavía no aparece por el mediodía del cielo.

Mezclar ropa blanca y de color, fuera de una lavadora

Soplar muchas pompas de jabón por el agujero de unas pinzas para colgar la ropa

No, no se acabó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: